Un libro revolucionario
El 25 de febrero de 1926 vio la luz, en Bogotá, un libro de poemas que sacudió hasta los cimientos la poesía colombiana. Su título: Suenan Timbres. Su autor: Luis Vidales. Publicamos aquí el diálogo de un hijo con su padre muerto, en torno a esta revolución y otras aventuras conexas.


Un poeta nuevo
Así presentó Luis Tejada al joven poeta Luis Vidales, tres años antes de la publicación de Suenan Timbres.


La circunstancia social de Suenan Timbres
Un estudio sobre la sociedad colombiana durante la década de 1920.


Francisco Bilbao: un héroe del pensamiento
Vivió luchando por los trabajadores de todos los países. Sus exilios no fueron remansos ni ausencias del combate. Estuvo en las barricadas de París y en las huelgas de Italia, en los debates ardorosos de Buenos Aires y en las violentas escaramuzas de Lima, con la misma pasión y el mismo amor por la justicia con que acompañó a los mineros heroicos de la Serena, en el norte chileno.


Hay que precisar
Importantes precisiones acerca de la imprecisión. Aproximadamente.


Islas
Poemas juveniles de Luis Vidales que precedieron en tres años la publicación de Suenan Timbres. En ellos se observa la influencia de la poesía japonesa, en particular de los haiku que, por aquellos días, seducían a los poetas europeos de vanguardia.


Plagiarios y ladrones
- Es vuesa merced, por ventura, ladrón?
- Sí, para servir a Dios y a las buenas gentes, aunque no de los muy cursados; que todavía estoy en el año del noviciado.


Luis Vidales en 1926
Luis Vidales en 1926
Francisco Bilbao
Francisco Bilbao
Luis Vidales según Rendón
Luis Vidales según Rendón